English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 8 de diciembre de 2011

SI NO TOMÁIS VUESTRA CRUZ, NO PODRÉIS SEGUIRME.


ESCUCHAD, HIJOS E HIJAS.

SI NO TOMÁIS VUESTRA CRUZ, NO PODRÉIS SEGUIRME.

SI OS HACÉIS TENTAR POR LOS DISUASORES, NUNCA PODRÉIS SENTIR MI DULCE LLAMADA A LA VERDADERA VIDA, A LA VERDADERA PAZ DEL ESPÍRITU Y DEL CORAZÓN.

MI REINO ES UN ARCA DE AMOR, APOYADO Y VIVIFICADO POR LA JUSTICIA CELESTE.
SI QUERÉIS ALCANZARLO, DEBÉIS SEGUIRME, DEBÉIS RECORRER EL SENDERO QUE OS HE INDICADO, DEBÉIS SER COMO SON MIS ÁNGELES QUE LO HABITAN Y QUE CON FELICIDAD CONTEMPLAN LA REAL BELLEZA DE LA LUZ CREADORA.

DEBÉIS SER MANSOS COMO EL CORDERO, FUERTES COMO EL LEÓN, TRABAJADORES COMO EL BUEY, VALEROSOS Y EMPRENDEDORES COMO EL ÁGUILA.

ENTONCES PODRÉIS VENCER Y VUESTRAS CRUCES SE VOLVERÁN COMO LAS PLUMAS, MÁS LIGERAS QUE UNA PALOMA, COMO UNA NUBE QUE SE MUEVE EN EL CIELO.

SI SOIS ASÍ, ESTARÉIS SIEMPRE SOBRE LAS HUELLAS DE MIS PASOS Y DELANTE DE VUESTROS OJOS OS PRECEDERÁ MI LUZ.


EL CONSOLADOR.
nicolosi, Eugenio Siragusa
trucos blogger