English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

miércoles, 7 de diciembre de 2011

CUANTAS PALABRAS INÚTILES




QUIEN TENGA OÍDOS, ESCUCHE

CUANTAS PALABRAS INÚTILES, CUANTAS PALABRAS VACÍAS, CUANTAS PALABRAS SIN AMOR, SIN VOLUNTAD OPERANTE, SIN EMPEÑO ESPIRITUAL. CUANTAS PROMESAS NO MANTENIDAS.

DECÍS QUERER HACER TANTO, QUERER DAR TANTO, MAS LUEGO NO HACÉIS NADA Y NO DAIS NADA.
EN VUESTROS CORAZONES VEO UN ÁRIDO DESIERTO, POBLADO DE ESPEJISMOS SEDUCTORES Y DE VALORES MUNDANOS.
QUERÉIS MIS GRACIAS SOLO CUANDO OS HERÍS, Y LUEGO OLVIDÁIS, OS PERDÉIS EN LOS MEANDROS DE LA DISOLUTA EXISTENCIA MATERIAL.
QUERÉIS, A CUALQUIER PRECIO, PERDERME CUANDO OS RODEO DE FELICIDAD, A CUALQUIER PRECIO, Y ME BUSCÁIS EN LOS MOMENTOS EN QUE LA GRANDEZA DEL MAL OS ENCADENA Y OS PONE EN TRIBULACIÓN Y EN SUFRIMIENTO.

YO, EN VERDAD, OS DIGO:
ENTONCES NO ME ENCONTRARÉIS.
QUIEN ME HAYA BUSCADO EN LA AURORA DE LA FELICIDAD, ME ENCONTRARÁ EN EL OCASO DEL DOLOR, Y QUIEN HAYA DADO CON ALEGRÍA A LOS OTROS, TENDRÁ LO DOBLE DE MI.
“MI PADRE VOMITA DE SU BOCA A LOS TIBIOS”.

A LOS TIBIOS LES DIGO:
“NO ME BUSQUÉIS Y NO ME LLAMÉIS, PORQUE NO ME ENCONTRARÉIS, NI OIRÉ VUESTRAS LLAMADAS. OS DEJARÉ EN LA OSCURIDAD DE VUESTROS DÍAS”.

EL CONSOLADOR.
nicolosi, Eugenio Siragusa
trucos blogger